Ali sube al autobús, se sienta, comienza a hacer bromas a sus amigos a través de la ventana. Éstos le saludan desde la acera. Ali hace muecas y se ríe con la excitación de un niño que viaja de excursión por primera vez. Pero Ali lleva muchos kilómetros a sus espaldas desde que hace más de un año salió de Alepo. Está excitado porque, por fin, se va de Grecia.

En pocos minutos, los cinco autobuses de la Organización Internacional para las Migraciones que salen hoy desde la plaza Omonia les llevarán al aeropuerto para viajar a Alemania.

Manolis Glezos coge una nota y lee en alto: “Querida madre. Hoy voy a ser ejecutado cayendo por el PUEBLO griego”. El texto lo escribió otro Glezos, Nikos, hermano de Manolis, cuando supo que iba a ser ejecutado por el régimen nazi que controlaba Grecia en los años 40. El pequeño trozo de papel, escondido en el forro de un sombrero, fue entregado a la madre de ambos. Manolis no quiere saber qué pone en un borrón al final de la hoja. “Escribe ‘voy’, no me llevan, y presta atención en que escribe ‘pueblo’ en mayúscula. Puede ser por el pueblo español, alemán o de todo el mundo”, comenta a Público el histórico político comunista griego y héroe de la resistencia antinazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Compañeros.

Nosotros, los comunistas ucranianos de la Unificación Borotba, expresamos nuestro agradecimiento por vuestra posición de principios con respecto al futbolista ucraniano Roman Zozulya.

Efectivamente, R. Zozulya es un nacionalista ucraniano que nunca ocultó sus convicciones, ya que en Ucrania actual esto sólo le ayudó en su carrera. El apoyó el golpe en Kiev, en el cual los hinchas de extrema derecha de los equipos del fútbol ucraniano formaban parte de los grupos de choque. El club de futbol “Dnepr” al que pertenecía Zozulya es propiedad de uno de los mayores capitalistas ucranianos, Igor Kolomoisky,

Una semana después de que la huelga comenzara a afectar a las plantas de energía nuclear,CGT hizo un llamamiento a los trabajadores del gas y la electricidad para que se sumaran a la huelga “frente a la terquedad del gobierno”con su imposición de la reforma laboral. El sindicato promete amplificar “ahora y en los próximos días” sus acciones.

Los portavoces advertían que“no vamos a cortar las líneas de 400.000 voltios para hundir a Francia en la oscuridad, pero podemos cortar a los clientes industriales aquí y allá”.

Un 11% de la humanidad está ya en guerra pero hacen falta más refugiados para reventar las costuras del mapa del mundo y minar la cohesión y la conciencia de las sociedades.

Un año acaba, otro comienza, y, entre buenos deseos de paz y de concordia, los desarraigados siguen llegando en botes a las playas de Grecia. El desarraigo es el signo de nuestro tiempo. Nunca, en la historia de la humanidad, ha habido tanto tránsito de refugiados

No sabemos cuántas personas han muerto en Libia hoy a consecuencia de la brutal intervención de la OTAN en 2011. Algunas fuentes hablan de unos treinta mil muertos; otras, aumentan esa cifra. Por su parte, la Cruz Roja calcula unos ciento veinte mil muertos, pero no hay duda de que esa guerra que inició la OTAN ha destruido el país y arrojado a sus seis millones de habitantes a una pesadilla siniestra.

En marzo próximo se cumplirán seis años del inicio de la matanza: desde buques y aviones,