(Atilio A. Boron)  En los últimos días, en coincidencia con la decisión de Cambiemos de hacer de Venezuela uno de sus ejes de campaña, fui sometido a un ataque sin precedentes desde las ciudadelas de la oligarquía mediática argentina a propósito de mis opiniones acerca de lo que está ocurriendo en aquel país. Periodistas y académicos unieron sus fuerzas para no sólo disentir con mis ideas sino también para lanzar toda suerte de agravios sobre mi persona. No tiene sentido referirme a cada uno de sus autores por separado, y esto por dos razones. Primero,  porque en el fondo su discurso es el mismo:

Ruth y su hija viven desde hace cuatro años en el número 24 de la calle Lancaster, en el barrio barcelonense del Raval. En aquel momento, el edificio estaba ocupado por El Centro Social Guernika, autogestionado por jóvenes activistas que mediante el apoyo mutuo tenían el objetivo de compartir el espacio con familias que se encontraban sin viviendas. “No teníamos donde vivir y después de hablar con la asamblea nos organizamos para que me instalara en este piso, que llevo cuidando y reformando durante todos estos años. Después de tanto tiempo, lo considero mi vivienda legítima”, afirma Ruth. 

La historia del Lancaster 24 comenzó en 2002, cuando el Ayuntamiento inició un Plan de Mejora Urbana (PMU) en las calles Lancaster y Arc del Teatre, en el que había que derrumbar varios edificios.

Los vecinos del barrio de la Barceloneta vuelven a salir este sábado a la calle para manifestarse contra la especulación inmobiliaria, los actos de incivismo, la ocupación del espacio público y la expulsión de vecinos en pleno debate sobre los efectos del sector turístico en la ciudad condal. 

Han pasado tres años desde aquel 22 de agosto,  el día que los vecinos del barrio de la Barceloneta estallaron ante los excesos de lo que se denominó "turismo de borrachera".  Fueron  los primeros en levantar la voz por un barrio que veían desaparecer . Con las primeras quejas "nos trataron de exagerados", recuerda Sebas Huguet,

Moviments i lluites

Comprender el feminismo en la lucha campesina

“Algo muy importante en cuanto mujeres de La Vía Campesina es identificarnos como tales y compartir nuestras luchas específicas” destacaron las ponientes al comenzar la V Asamblea de Mujeres que tuvo lugar en el País Vasco, el 17 y 18 de julio de 2017. Las mujeres campesinas matizaron los aspectos que las unen, entre ellos su cuidado de la tierra, las semillas y los ecosistemas, y sus luchas contra el patriarcado, el sistema sexista y la violencia. Aprovecharon la ocasión única de estar reunidas para afianzar su lectura de lo que significa luchar por la soberanía alimentaria con feminismo.

Espejismos de igualdad

El debate sobre el feminismo en La Vía Campesina empezó al fundarse dentro del movimiento en 1993.

Leer más...

Política i Memoria

El franquismo financió la adopción encubierta de niños "abandonados"

Muchas vidas podrían estar marcadas por este papel amarillento. Lo peor, o lo más doloroso, es que sus protagonistas –involuntarios protagonistas- quizás no lo sepan. Algunos aún vivirán en la mentira. Otros habrán muerto sin conocer la verdad. Tanto unos como otros fueron entregados por la dictadura franquista a matrimonios “honorables” de Bizkaia que aceptaron criarlos a cambio de cobrar ayudas económicas “trimestrales”.

Se comprueba así que la dictadura no solamente sistematizó la venta de niños: también pagó “subvenciones” a familias que estuvieran dispuestas a “prohijarlos”, un mecanismo que acabaría convirtiéndose en una forma de adopción encubierta de los hijos de los “perdedores”.

Leer más...

Internacional

AI denuncia 66 casos de tortura entre los detenidos en las protestas del Rif

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este viernes que al menos 66 de los casi 200 detenidos a causa de las revueltas del Rif, en el norte de Marruecos, denunciaron que fueron sometidos durante su detención a la tortura y a otros tipos de maltrato.

En un comunicado, AI insta a las autoridades marroquíes a realizar una investigación "imparcial, independiente y neutra" sobre esas denuncias y a anular las confesiones de los detenidos que fueron conseguidas mediante de la tortura.

"Estos manifestantes salieron a la calle para exigir justicia social y mejores servicios, pero fueron torturados y tratados con todo tipo de maltrato, como palizas, amenazas de violación, insultos y otras formas de maltrato",

Leer más...

Agenda

Los sindicatos de AENA convocan huelga en todos los aeropuertos

CCOO, UGT y USO han registrado hoy en la CIVCA (Comisión de Interpretación, Vigilancia, Conciliación y Arbitraje) la convocatoria de huelga en el gestor aeroportuario AENA y en Enaire, prevista a partir del 15 de septiembre y con una duración de veinticinco jornadas.

Fuentes de UGT han informado este miércoles que siguen sin recibir aún respuesta por parte del Ministerio de Fomento a sus reivindicaciones en cuanto a las mejoras de sus condiciones laborales y salariales, por lo que siguen con los trámites previos a la convocatoria de huelga.

Repartos de beneficios y más puestos

CCOO, UGT y USO reclaman, en materia salarial,

Leer más...

La Xarxa en Marxa

La revolución más importante y la más silenciada

Ser mujer no implica ser feminista, cualquier opinión expresada por una mujer no merece el calificativo de feminista per se, de la misma manera que la opinión de una trabajadora no lleva siempre implícita la conciencia de clase, de identidad y pertenencia a un grupo social determinado y tampoco es garantía de un análisis crítico sobre la situación general de la clase social trabajadora o de defensa de sus derechos. Partir de esta premisa errónea solo sirve como simplificación del propio movimiento feminista, de sus logros y de la complejidad teórica sobre la que se sostiene, solo sirve para despojarlo de su autoridad conceptual y desvirtuar sus méritos.

Leer más...

Documents

Torturas, violaciones y esclavitud en Libia, el nuevo muro "anti inmigración" pagado por la UE

La tortura, las violaciones y el trabajo en condiciones de esclavitud forman parte de los horrores que cada día soportan las personas atrapadas en Libia tras huir de la guerra, la persecución y la pobreza que asolan los países de los que proceden, de acuerdo con un nuevo informe de Oxfam y sus organizaciones socias italianas, MEDU y Borderline Sicilia.

El informe recoge testimonios de hombres y mujeres que han llegado a Sicilia tras haber atravesado el mar Mediterráneo desde Libia. Muchas de estas personas relatan haber sido víctimas de bandas que las encerraban en celdas subterráneaspara después ponerse en contacto con sus familias y pedir un rescate.

Leer más...